Tienda de Trueque en Madrid

Posted in Uncategorized on 10 abril 2013 by Lost

103_2648
Estos son tooooooodos los artículos (en realidad falta un libro) que he conseguido en Ábrete Sésamo. Yo llevé artículos por un valor de 580 puntos, que me costaron 20 euros. Pues bien, todo lo de la foto me ha costado 415 puntos, o lo que es lo mismo: 14,31 €. Incluye: una camisa de Emidio Tucci (no, no es falsa. Me costó 30 puntos, algo menos de 1 euro), 7 enciclopedias de historia, 1 de astronomía, 3 libros de historia de menor tamaño, 1 revista de National Geographic, 12 libros (de Francisco de Quevedo, Calderón de la Barca, Juan Valera, Pío Baroja, Ramón Mª del Valle-Inclán, Agatha Christie, Carlos Ruiz Zafón…)
¿No está mal, verdad?
Si tenéis un rato, perdonad que me repita, pasaos por la tienda. Se encuentra en Malasaña. Metro Noviciado, justo al ladito. Calle Noviciado 9. Web: http://www.abretesesamotrueque.com. En facebook: https://www.facebook.com/abrete.sesamo.18?ref=ts&fref=ts . En estos tiempos que corren de poco dinero podéis encontrar muchas cosas caras a un precio de risa. Además la tienda agradecerá el empujoncito. Animaos, por favor, y gracias por leer la parrafada.

Amor

Posted in Otros textos with tags , on 25 marzo 2012 by Lost

No es que haya descubierto la penicilina, pero me he dado cuenta de algo fundamental para nuestra existencia: el amor.
Si leéis esto, pensaréis: ¡oh! ¡se ha herniado el tío de tanto pensar! Y probablemente tengáis razón al reiros, pero quería hacerle mi propio homenaje a este sentimiento que nos mantiene con vida, aunque la muerte nos lleve. Pues aunque muramos, nuestra presencia vivirá si alguien vive aún para recordarnos y extrañarnos. Es por eso que quizá seamos inmortales sin necesidad de ningún elixir de la vida.
¿Por qué ahora me da por pensar estas cosas? Porque ayer coincidí con una amiga que hace poco ha conocido a un chico especial. Toda su familia se lo dice, y a mí por supuesto no se me escapa: le brillan los ojos. Ese momento es el mejor sin duda que se puede experimentar: esperar que cada mensaje provenga de él/ella, ansiar que llegue vuestro siguiente encuentro cuando ni siquiera os habéis separado; dormirse y despertarse pensando en esa persona, y saber que todo merece la pena si está ahí.
¿Y por qué más? Porque una pareja que conozco rompió después de seis años, y siendo yo un amigo suyo, lamenté que todos esos sueños, planes de futuro, ilusiones y esperanzas hayan quedado hechos añicos.
¿Y qué más? Porque soy uno de esos cabrones afortunados que tiene una persona especial a su lado. Y desde hace más de un año, no he parado de desear recibir sus mensajes, verla cuando ni siquiera me he despedido, hablar con ella cuando he colgado hace un minuto, besarla a cada instante y hacer el amor con ella con la misma pasión que la primera vez. Y espero no dejar de experimentar esos sentimientos en mi vida, porque ha sido lo más bonito que me ha ocurrido jamás.
Cada libro que leo, y en el que una potencial pareja está cerca de conseguir juntarse, ardo en deseos de hacerles hablar, de comunicarse sus sentimientos. Porque he descubierto el valor del amor en nuestra existencia. Y es que sin él, no somos nada.
Y tengo la convicción de que si todo falla, y cualquier esperanza se apaga, algo te retendrá aferrado a la vida. Ese sentimiento que nos liga a ella con un fuerza inconcebible: el amor.

Última voluntad

Posted in Relatos with tags on 16 marzo 2012 by Lost

Subió cansinamente la cuesta que llevaba a su casa. Abajo, en la plaza del pueblo, la banda terminaba una tonadilla popular que recibió una gran ovación. Sonrió para sí; había sido una noche de fiesta inolvidable, sus amigos y él lo habían pasado en grande cantando y bailando.

No obstante, caminaba un poco tristón, había sido el último día de las fiestas de su pueblo, y al día siguiente debía levantarse a las 6 de la mañana para ayudar a su padre en las tierras de labranza. Es por ello que decidió volver un poco más pronto de lo normal. Debían de ser las 11 de una espléndida noche de verano. Su mente voló hacia las vivencias de las fiestas. Sólo había faltado algo para que fueran redondas, y era haberse atrevido a pedirle un baile a Dolores. Especialmente esa misma noche. Iba vestida con un sencillo pero deslumbrante vestido blanco que la hacía parecer un ángel. Pero no había reunido el suficiente coraje para conseguirlo.

Dobló la esquina para entrar en la calle donde estaba su casa y se quedó congelado en el sitio. Dolores le esperaba en esa misma esquina, y le sonrió tímidamente.
-Pensaba que te despedirías de mí –dijo-.
-Oh… yo… lo sient… -comenzó a disculparse, pero no terminó la frase, pues Dolores se inclinó hacia él bajo aquella espléndida luna llena y le besó suavemente-.

El sueño fue interrumpido por un prolongado y agudo pitido. Un hombre de unos cincuenta años comenzó a sollozar quedamente, junto a la cama del hospital en la que su padre acababa de fallecer. No obstante se quedó mudo de la sorpresa al comprobar que su padre mostraba una hermosa sonrisa en su rostro. Inconscientemente, el hombre se contagió, y sonrió a su vez. No sabría explicar por qué, pero imaginaba en quién había pensado su padre en el último momento de su maravillosa vida.

Mi memoria herida

Posted in Otros textos with tags on 23 febrero 2012 by Lost

Han pasado ya casi dos años desde que se fue. Algunos podrían decir que el dolor que yo pudiese sentir se iba a mitigar con el paso del tiempo. Pero no es verdad. He escuchado una grabación en la que ella hablaba, y no he podido evitar soltar una lagrimilla.
No voy a dejar de extrañarla jamás. Es demasiado fuerte perder a alguien tan importante tan pronto. La cicatriz que dejó su marcha en mi memoria, nunca sanará.
Te echo de menos, mi estrella. Jamás te olvidaré.

ALGO llega

Posted in Otros textos with tags , , on 13 febrero 2012 by Lost

Esto no es ninguna broma. Algo está cambiando aquí entre nosotros. No sé si es el comienzo de algo peligroso o quizá sea sólo una muestra de lo que el pueblo es capaz de hacer. De lo que no hay duda es de que se ha iniciado la cuenta atrás de la gran bomba que es la humanidad. Oriente se alza contra sus gobiernos totalitarios. Occidente se niega a seguir aceptando el yugo al que le ha sometido la UE.
El pueblo se levanta, las autoridades tratan de reprimirlo, pero si el río se desboca ya nada podrá controlarlo. Homs, en Siria es bombardeada. Grecia arde en llamas de ira ante su destino. Libia y Egipto derrocaron a sus líderes. No hay duda, mucho me tengo que equivocar, pero ALGO se aproxima.

Cuenta atrás

Posted in Otros textos with tags , on 11 febrero 2012 by Lost

Quedan unos 5 días ya. Pasado ese tiempo, y salvo hecatombe, seré un nuevo graduado. Es mi cuarto y último curso, y tras presentar mi trabajo de fin de carrera, todo habrá terminado. Cuatro años que encierran una infinidad de experiencias, de sentimientos, de sensaciones, de palabras, de pensamientos. Llego aquí y me noto frío.
Estoy seguro de que lo echaré mucho de menos. La universidad, los centros de prácticas y sobre todo, y, sin duda, a mis compañeros. Porque aunque se dice que los amigos se mantienen, todos sabemos que la vida laboral es diferente de la de estudiante. Afronto sin temores la nueva etapa, pero por otra parte hoy, por primera vez, vuelvo la vista atrás (sin haber terminado), y como diría Machado “veo la senda que nunca he de volver a pisar”.
Carpe diem, amigo. No hay más. No me lamentaré de lo pasado porque lo he vivido sin desperdiciarlo, y siguiendo ese ejemplo, voy a vivir el presente como si fuese mi último día en la Tierra.
Mi bendición a esta inigualable etapa.

Finis Terrae

Posted in Otros textos with tags , on 24 enero 2012 by Lost


Esta misma noche he hablado con Ella sobre Galicia, y ha surgido éste emblemático y legendario lugar. El fin del mundo, en el cabo de Finisterre. Le he estado contando mi experiencia, y creo necesario dedicarle unas palabras a este emblema de la Historia.
He hecho dos veces el Camino de Santiago: la última con 18 años, de Cadavedo en Asturias hasta Santiago (262 kilómetros). La primera la hice con 17, de Santiago a Finisterre. Anteriormente había visitado ese lugar, pero el paisaje cobra otras dimensiones cuando son tus piernas las que te llevan allí durante 90 kilómetros. Entonces eres más consciente de todo, cada poro de tu piel respira naturaleza, historia, serenidad y más que nunca te reencuentras contigo mismo. El coche me había llevado anteriormente hasta el puesto de souvenirs que hay delante del faro. No obstante, cuando esa prolongada pendiente la afrontas con el mismo bastón de siempre, con las mismas botas con las que empezaste… Entonces todo es distinto.
Llegas al faro, y lo observas con veneración. Desciendes por la ladera hasta los peñascos que forman el impermeable brazo de la Tierra en el incansable abrazo del Océano Atlántico. Las gaviotas son más gaviotas. La brisa salada penetra más hondo en tus pulmones. Cada partícula de las rocas sobre las que estás sentado se siente más que nunca. El sol poniente ilumina tus mejillas con mayor fuerza. Y, al mirar al horizonte, allá donde la inmensa llanura azul se esconde, eres consciente de lo diminuto e insignificante que eres. Pero lejos de hacerte sentir una minucia, te revela toda la energía que atesoras: cada uno de los miles de pasos que has dado, cada árbol que has pasado, cada piedra que has sorteado y cada desvío que has tomado.
Sin embargo, no se queda ahí, Finisterre penetra más hondo en ti y te desvela cosas sobre ti mismo, que si no comprendes en ese momento, años después, como hoy me pasa a mí, entiendes. El mensaje es tremedamente sencillo, pero a la vez enormemente complejo: estás vivo para admirar la inmensidad y la belleza del planeta.